CONFESIONES HÉRETICAS

17,42

ISBN: 9788412105681

Dicen los tipógrafos que las obras en verso no deben centrarse de manera mecánica, sino según su propia medida. Las Confesiones heréticas de David Robatti imponen un nuevo concepto de componer poesía en el que la disposición de los versos iguala o supera a la parte discursiva como recurso estilístico. Dos estrategias visuales son las que introduce:

1) Intercalación de líneas anormalmente largas y cortas por medio de una métrica mixta, de la que resultan estrofas quebradas que realzan el desasosiego.

2) Amplios espacios en blanco y uso específico de los signos de puntuación, como los puntos suspensivos, de fuerza expresiva equivalente a los silencios en la pieza musical.

La obra poética de Robatti refleja las contradicciones entre la personalidad del autor y su situación vital: actitud políticamente incorrecta, rebelión contra el paso del tiempo, poderosos apetitos que no encuentran caminos de satisfacción… Precisamente de esa pugna entre el querer y el poder —entre la realidad y el deseo—, nacen las confesiones del poeta, que son representaciones ideales con las que compensar deseos insatisfechos. Pero sólo él consigue, en palabras de Freud, superar con el placer estético la repugnancia que en condiciones normales nos causarían tales emociones.

Pablo Hurlé

Dicen los tipógrafos que las obras en verso no deben centrarse de manera mecánica, sino según su propia medida. Las Confesiones heréticas de David Robatti imponen un nuevo concepto de componer poesía en el que la disposición de los versos iguala o supera a la parte discursiva como recurso estilístico. Dos estrategias visuales son las que introduce:

1) Intercalación de líneas anormalmente largas y cortas por medio de una métrica mixta, de la que resultan estrofas quebradas que realzan el desasosiego.

2) Amplios espacios en blanco y uso específico de los signos de puntuación, como los puntos suspensivos, de fuerza expresiva equivalente a los silencios en la pieza musical.

La obra poética de Robatti refleja las contradicciones entre la personalidad del autor y su situación vital: actitud políticamente incorrecta, rebelión contra el paso del tiempo, poderosos apetitos que no encuentran caminos de satisfacción… Precisamente de esa pugna entre el querer y el poder —entre la realidad y el deseo—, nacen las confesiones del poeta, que son representaciones ideales con las que compensar deseos insatisfechos. Pero sólo él consigue, en palabras de Freud, superar con el placer estético la repugnancia que en condiciones normales nos causarían tales emociones.

Pablo Hurlé

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “CONFESIONES HÉRETICAS”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido